Veneno de los Escorpiones

Veneno de los Escorpiones

Veneno de los Escorpiones

Los animales venenosos que habitan en la Tierra no son seres muy aceptados. El temor que causan basta para ser exterminados sin que se presente la posibilidad de pensar en otra solución que les permita sobrevivir. Los escorpiones son criaturas incomprendidas y muy poco valoradas.

La ciencia ha demostrado en repetidas ocasiones que los arácnidos en general son más importantes de lo que pensamos. Más allá de un aspecto que nosotros consideramos desagradable por estar fuera de nuestro ideal de belleza, estos seres poseen elementos muy interesantes y valiosos para la ciencia. Con su veneno se han descubierto muchas curas para enfermedades crónicas y mortales en el ser humano, entre estas, una que mata alrededor de 8 millones de personas en el mundo cada año: el cáncer.

El escorpión azul (Rhopalurus junceus) es más que un simple ser venenoso endémico de la isla de Cuba. Se trata del protagonista de las investigaciones que se realizan actualmente para encontrar una cura contra el cáncer de mama, enfermedad que ha acabado con la vida de millares de personas en el mundo.

Se ha descubierto que el veneno de los escorpiones es eficaz contra tipos de cáncer.

El mexicano Demetrio Rodríguez Fajardo de tan solo 17 años de edad descubrió una proteína en el veneno de dicho alacrán para tratar y curar el cáncer de mama. Esto le ha valido de numerosos reconocimientos, pero también ha generado numerosas polémicas, pues otros argumentos aseguran que el veneno de escorpión ya se usaba en la medicina cubana homeopática mucho tiempo atrás.

La farmacéutica cubana Labiofam es creadora del medicamento analgésico y antiinflamatorio conocido como Vidatox. Este fármaco fue creado a partir de la toxina del alacrán azul con el fin de mejorar la salud de los pacientes con cáncer, sumando ya más de 65,000 personas beneficiadas. Los creadores afirman que les llevó 15 años obtener la medicina.

Tal vez la diferencia radique en que el primer descubrimiento mexicano se enfoca en curar el cáncer de mama, mientras la medicina cubana es especialista en mejorar hasta un 85 % la calidad de vida de los pacientes de varios tipos de cáncer. Sea tema de controversia o no, solo pensemos que se trata de un asunto de salud humana donde no tienen que sacrificarse vidas animales.

En Madison, Wisconsin, se ha desarrollado nuevas formas para obtener medicamentos que traten enfermedades como la insuficiencia cardíaca, donde por supuesto, el ingrediente principal es el veneno de escorpión. Se comenzó con el análisis de 15 especies de estos arácnidos, siendo la del escorpión emperador una de las que reaccionaron favorablemente a los experimentos.

¿Qué hacer en caso de picadura de escorpión?

Los meses de calor son los más idóneos para la alta reproducción de los escorpiones, y en muchas ciudades del mundo esto puede representar un problema, pues suelen aparecer en casi todas partes poniendo en riesgo la salud humana.

Ante una picadura lo primero que debe hacerse es llamar o acudir a emergencias. Existen tantos tipos de alacranes que puede resultar complicado identificar de cuál se trata y esto no nos permite saber su grado de toxicidad. Ignorar una picadura o tratarla con remedios caseros erróneos o insuficientes pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Ante una picadura lo primero que debe hacerse es llamar o acudir a emergencias.

Existen síntomas leves como comezón y hormigueo. Los hay moderados como el lagrimeo, dolor de cabeza, dolor muscular y diarrea; pero cuando el veneno es potente, se presentan convulsiones, dificultad para respirar, erecciones dolorosas en los hombres y pérdida de visión parcial, entre otras manifestaciones. (Fuente: http://www.starmedica.com/)

Algunos de los síntomas se hacen evidentes rápidamente y otros tardan pocos minutos en aparecer, es por ello que la atención médica debe ser lo más pronta posible.

Dato interesante

De todas las especies de escorpión que se tienen contabilizadas, (aprox. 2,000) solo alrededor de 30 o 40 poseen un potente veneno capaz de matar a un ser humano, por lo que podemos decir que la minoría resulta peligrosa.

Solo alrededor de 30 o 40 especies poseen un potente veneno capaz de matar a un ser humano.

Identificación

Identificar a los venenosos mortales de los indefensos pareciera una labor que solamente los científicos podrían descifrar a la perfección, pero hay detalles clave que nos ayudan a conocer el tipo de escorpión que estamos presenciando, sobre todo si nos referimos a las especies de la familia Buthidae.

Ni el tamaño corporal ni la coloración de un alacrán son indicativos definitivos de su peligrosidad, aunque ciertos aspectos de ambas características nos pueden ayudar a diferenciar a los dañinos de los que no deben causar temor.

La cola de las especies tóxicas es delgada y alargada en la mayoría de sus segmentos, mientras que la de las no tóxicas es más abultada y la delgadez de sus partes es mínima. El aguijón de los tóxicos es más alargado y delgado que el de sus opuestos.

Los dos “dedos” que forman la pinza son más alargados en las especies peligrosas que en las que no lo son. Pero el elemento abultado que está antes de las pinzas, o lo que para nosotros sería como la mano, es muy corto en los alacranes tóxicos y grueso y largo en los no tóxicos. Compara algunas de estas diferencias en nuestra galería de fotos y verás que podrás identificar algunas de ellas. (Fuente: http://www.ibiologia.unam.mx/html/guia.html).

 

 

Referencias

http://www.ibiologia.unam.mx/html/guia.html

http://www.starmedica.com/

www.forbes.com.mx/la-seleccion-de-la-que-nadie-habla/#gs.o38FIr0