Escorpión Amarillo

Escorpión Amarillo

Leiurus quinquestriatus

Estamos a punto de adentrarnos a la vida de uno de los miembros más temidos de la familia Buthidae, caracterizada por albergar escorpiones de alta peligrosidad para el ser humano. A este ser también se le llama escorpión palestino amarillo, y en inglés recibe varios nombres, pero el más conocido es el de deathstalker (vigilante o acosador mortal).

Anatomía

Gracias a su nombre sabemos que es de color amarillo, pero aparte de ello podemos observar que las áreas de su cefalotórax y abdomen contienen marcadas rayas horizontales en color gris, intercaladas con otras más en tonos naranjas-amarillos. A la mitad de esta región, podemos ver una línea vertical oscura que abarca desde la cabeza hasta llegar al inicio de la cola.

La cola presenta un segmento oscuro que contrasta con el color amarillo del resto. Este se encuentra exactamente antes del telson y es una manera de identificarlos, aunque no es totalmente lo más confiable, pues otras especies podrían presentarlo y causar confusión.

Miden de 30 a 77 mm de longitud con un promedio de 58 mm y tienen un peso máximo de 2.5 gr. Son visibles dos ojos en la parte superior de la cabeza, mientras los otros pares se distribuyen a lo largo de las esquinas frontales de la cabeza.

Viven en zonas áridas y semiáridas del norte de África y el Medio Oriente.

Distribución y hábitat

Su rango de distribución abarca el norte de África y el Medio Oriente. Dentro de África son encontrados en Libia, Malí, Somalia, Egipto, Etiopía, Sudán, Chad, Argelia, Níger y Túnez. Por parte de Asia se encuentran en Irán, Israel, Líbano, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Turquía, entre otros.

Su hábitat comprende una variedad de sustratos en zonas áridas y semiáridas con temperaturas muy elevadas. Ocupan madrigueras abandonadas por otros animales y espacios bajo escombros, pero también se ha sabido de su presencia en el interior de viviendas humanas.

Información sobre el escorpión palestino amarillo.

Escorpión amarillo – Leiurus quinquestriatus / Autor de la imagen: מינוזיג.

Alimentación

Se alimentan de insectos, algunos tipos de arañas, lombrices de tierra, ciempiés y también de otros escorpiones, incluso entre ellos mismos. Son de hábitos nocturnos, así que la caza se lleva a cabo en la oscuridad.

Su éxito en la caza se debe a las vibraciones que detectan con sus pelos sensoriales distribuidos por las patas. Se mantienen en espera bajo piedras, maderas u otros materiales que les permitan pasar desapercibidos y atacar por emboscadas.

Lo primero que utilizan para someter a su presa son las pinzas, ya que con ellas aplastan sus partes corporales hasta debilitarla.

Veneno

No es un simple veneno. Está hecho a base de componentes neurotóxicos con gran cantidad de cardiotoxinas, las cuales provocan disfunción cardiovascular y respiratoria que pueden atacar el organismo de personas enfermas, alérgicas o en etapa infantil.

Su picadura es muy dolorosa y el veneno tiene componentes neurotóxicos.

Su picadura es muy dolorosa, pero lejos de su alarmante reputación, no suele matar a un humano adulto y sano, no obstante, la atención médica nunca debe pasarse por alto.

En la medicina, el veneno del escorpión amarillo ha mostrado mucho potencial para el tratamiento de tumores cancerígenos de seres humanos, gracias a un componente llamado clorotoxina. De igual forma, otros componentes en el veneno han demostrado eficacia contra efectos de la diabetes.

Reproducción

Al igual que otros escorpiones, el macho y la hembra realizan muestras de cortejo en donde se toman de los pedipalpos para realizar “su danza” con duración de varios minutos.

El macho expulsa su espermatóforo en una superficie segura para posteriormente colocar a la hembra en una posición adecuada para que su abertura genital quede encima de este espermatóforo y así pueda tomar el esperma. Una vez terminando esto, ambos se separan.

Las crías nacen después de 122-277 días y se presentan desde 35 hasta 87 de ellas.

Amenazas

Crías y adultos presentan altas tasas de mortalidad. Sus depredadores naturales más comunes son otros tipos de escorpiones, entre ellos los escorpiones amarillos; sí, estos exhiben comportamientos caníbales cuando otro tipo de alimento no es abundante. Los ciempiés también son enemigos muy frecuentes que suelen ganar las batallas.